viernes, diciembre 3

Alcoholímetro y otras cosas.

Ah lo que hemos llegado, ¿verdad?

Lo digo por el alcoholímetro, medida que no veo en absoluto malo, al contrario, estábamos llegando a niveles de peligro en las calles.

Y es que no somos un pueblo "planificador" sino "remediador" de asuntos.

No prevemos las cosas, solo vamos al medico cuando nos sentimos mal, no hacemos conciencia de los limites de velocidad sino que ponemos topes en las calles, no educamos para el desarrollo de tecnología, sino la importamos y estamos en la masificacion de mano de obra barata.

Así, estamos con el alcoholímetro, no me molesta, no estoy en contra, no me incomoda (de hecho, yo aprendí en cabeza ajena el NO beber cuando se maneja), pero que inconciente somos.

Tener que destinar recursos, tanto materiales como humanos al combate de automovilistas tomados cuando la inseguridad esta en niveles que asustan a mas de uno.

Así como se gasta tanto en campañas de SIDA (lo cual felicito), control natal (lo cual aplaudo), esta mentalidad tendrá un efecto domino permeando a los jóvenes que en su momento, educaran a sus hijos y a su vez, a sus nietos para que el efecto domino, se convierta en efecto bola de nieve y la educación sea mas grande cada día.

Así deberíamos hacerlo con las drogas, algo de educación civil para evitar la corrupción y porque no, a nadie le desagrada un caballero como una dama en sociedad, sobre el uso del alcohol, en fin... de tantas cosas, que seguro estoy, nos harían un mejor país.

¿Como salio todo esto? es que leí Hoy en las ultimas noticias, que el alcoholímetro estará vigente TODAS las posadas (del 15 de diciembre, hasta el 24), que bueno que la autoridad haga su trabajo previendo quizá, problemas con la manera de beber, de los Mexicanos que no prevén, que una copa y un auto, convierten a uno en potencial Homicida.

¿No lo creen así?

1 Comentarios:

Blogger cumerina dijo...

Hola, andaba viendo que has dejado comentarios en mi blog, y pues debido a eso encontré el tuyo, no sé cómo no lo había buscado antes, la verdad es que mis contactos me entretienen mucho y casi no me sobra tiempo (o será que yo los entretengo mucho?), en fin, te digo, estaba dándole una repasada a todo y me encontré con este post, y me pongo a pensar, creo que es muy cultural, o sea, en el caso del SIDA, del alcohol, creo que siempre pensamos: a mi nunca me va a pasar, o mi hijo no es tan estúpido y por pena o lo que sea dejamos de hablarlo, o juramos que estamos perfectos cuando tomamos, y de hecho es tomar se vuelve en muchos símbolo de poder y de a ver quién es más macho, como un: mírame, ando hasta los huaraches y aun así manejo, en fin, creo que se debe a una mentalidad cerrada y el decir: cómo le voy a decir a mi hijo o hija que use condón?, sería como darle permiso de que ande acostándose, pero pues va más allá, es como la persona que para que sus hijos no se ahoguen en la alberca de la casa la cercan, en vez de enseñarles a nadar, creo que es muy importante hablar de estos temas, en mi caso, crecí en una familia con muchos tabús sexuales, y hablar de sexo era casi imposible, y bueno, creo que mis padres pensaban que eso era algo de lo que me tenían que hablar en la escuela, y bendito sea el señor que sí me hablaron de ello, porque sino quién sabe qué hubiera sido de mi, pero sucede que hay veces que en las escuelas mismas lo satanizan, el hecho de alcohol, droga, cigarros, y se lo pasan por alto, sobre todo en las católicas, y pues no se trata de eso, no es dar ideas a las personas, es prevenirlas de lo que les puede pasar, en fin, creo que es un tema de donde hay mucha tela qué cortas, pero por el momento esto es lo que se me viene a la mente...

7/13/2005 03:30:00 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal